La figura del ERTE que recobra popularidad con el Covid-19

El Covid-19 ha puesto en jaque a todo el planeta, amenazando no sólo la salud y la vida de las personas sino también impactante gravemente en las economías afectando a gobiernos, empresas y salarios individuales. Es una situación de incertidumbre que genera estrés y preocupación, de ahí que de manera solidaria, gestoriadepimes.com se ofrece para asesorar a todos los profesionales, empresarios y trabajadores que lo necesiten.

Las imprescindibles medidas sociales, nunca mejor justificadas, tendrán pero sus efectos secundarios. Un coste que deberíamos asumir con aceptación, resignación, y que nos afectará a todos.

El cierre de comercios y el confinamiento social provocará el paro de pedidos y su logística, lo que representará una considerable reducción del volumen de negocio previsto de casi todas las actividades. Esto es un misil directo a la línea de flotación de los flujos de tesorería y liquidez de las empresas, que verán limitada su capacidad a la hora de satisfacer los hoja de nómina de los trabajadores. En definitiva, un efecto dominó ya iniciado y sin freno.

Pero a grandes males, grandes remedios. Tanto el gobierno español como las diferentes Comunidades Autónomas, han enunciado un plan de medidas económicas, fiscales y financieras con la intención de aliviar este mal trago. Como ha comunicado el Presidente Pedro Sánchez, 200.000 millones es una cifra prometedora, pero faltará ver a la hora de la verdad, como se canaliza y quien acaban siendo los beneficiarios reales.

El objetivo de este artículo es hablar del ERTE, el “Expediente de Regulación Temporal de Empleo”. Un instrumento que representa un recurso para empresas y actividades con trabajadores que atraviesan un periodo temporal anómalo de dificultades.

¿Qué es un ERTE?

El ERTE queda regulado en el Real Decreto Ley 3/2012 y en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores, puedes tramitarlo hasta el 30 de septiembre gracias a la nueva prorroga aprobada.

Un ERTE es la suspensión temporal de los contratos de trabajo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. No implica ningún despido de hecho, sino medidas o suspensiones temporales que afectan al trabajo de toda o de una parte de la plantilla. La empresa afectada siempre sigue en activo para intentar resolver el momento crítico eventual que ha provocado la situación.

En general se aplica a toda la plantilla o en una sección concreta de la empresa, y puede suponer la disminución de la jornada de trabajo o un periodo temporal de baja, pero no es una situación de desempleo definitiva. En este periodo los trabajadores perciben (del paro) una prestación correspondiente al 70% de su base reguladora durante los seis primeros meses, y del 50% en los meses posteriores. Aunque hay excepciones reguladas por convenio y en particular de cada empresa, en principio, los trabajadores (afectados por el ERTE) no podrán rescindir su contrato de trabajo ni recibir la respectiva indemnización.

La temporalidad del ERTE no está definida por normativa, sino que dependerá de que la empresa pueda demostrar en el tiempo que sigue sufriendo las circunstancias que la han provocado. Una vez finalizado este periodo, los trabajadores recuperan sus puestos de trabajo.

Causas referidas al ERTE

Las diferentes causas referidas al ERTE pueden ser:

  • Económicas: existencia de pérdidas actuales o la disminución persistente del nivel de ingresos o ventas, que en dos trimestres consecutivos deberá ser inferior al mismo período del año anterior.
  • Técnicas: por cambios en los medios o instrumentos de producción.
  • Organizativas: por cambios en los sistemas y métodos de trabajo del personal o en el modo de organización de la producción.
  • Productivas: por cambios en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende ofrecer.

A nivel empresarial, los efectos del Covidien-19, principalmente serán de tipo económico, pero hay que ser prudentes, no precipitarnos, ver cómo se van desarrollando los acontecimientos y actuar en función de cuál sea la realidad de la empresa y de sus trabajadores.

No sabes si elegir entre sociadad civil o sociedad limitada

 

 

También te puede interesar:

 

Déjanos tus datos